El agujero negro de la liquidez

El contenido de este artículo está resumido y disponible también en vídeo

8 pasos para cerrarlo para siempre

Exprime liquidez de tu Cadena de Suministro

Exprime liquidez de tu Cadena de Suministro

Queremos aumentar el nivel de servicio a nuestros clientes al tiempo que lo queremos hacer al menor coste posible. Esta aspiración, sobre todo en el caso de los fabricantes que trabajan con cadenas de distribuidores, es una máxima, cuanto menos, inquietante.

Lo primero que debemos preguntarnos es: ¿por qué nos compran nuestros clientes? ¿qué tenemos nosotros que no tenga la competencia? ¿es ello sostenible?

Y un cambio de paradigma importante es pasar de: “tengo de todo en los almacenes porque así vendo más”, a: “tengo lo que me demandan y así venderé más con menos dinero inmovilizado”.

Para ello, es crucial partir de un par de cuestiones básicas y estratégicas que debemos contestarnos, antes de nada y como primeros pasos:

1.- Decidir qué nivel de servicio quiero dar a mis clientes. ABC de cliente. Porcentaje entregas u horas / días de servicio.

2.- Decidir qué nivel de stocks (rotación) quiero tener. ABC de producto. Qué nivel de rotación de inventarios considero apropiado en función de mi negocio y categorización de productos. La rotación no debe ser una consecuencia a monitorizar, sino una pauta previa a cumplir.

Posteriormente, y tras estos dos primeros pasos, debemos analizar los siguientes:

3.- Definir cuál es el lead time de mi proceso desde el inicio hasta la puesta a disposición del cliente (almacén central). Cuantos días por familia de producto. ¿Se puede mejorar?

4.- Identificar los cuellos de botella de mi(s) proceso(s). Calcular el Takt Time. El proceso con el ritmo más lento constituirá el cuello de botella y condicionará el output. ¿Se puede equilibrar?

5.- Analizar cuál es el plazo de transporte. Días.

6.- Definir cuál es el ABC de mis productos. Cuáles quiero mantener permanentemente en stock y cuáles no. Sobre pedido.

7.- Gestionar por procesos: un mismo artículo con distintas especificaciones de servicio al cliente final puede suponer dos procesos diferentes de gestión. Identificar y gestionar por rutas de proceso. No todo es lo mismo.

8.- Acotar la venta perdida: es decir, saber exactamente lo que no vendo porque no tengo el producto a disposición donde es solicitado. Las suposiciones en este punto, a menudo son engañosas, y la gestión de esta información será precisamente lo que nos permita tener una diferencia competitiva importante a la hora de definir qué, cuánto y dónde necesito.

Con todos los datos extraídos de cada uno de los 8 pasos, tendremos lo suficiente para DISEÑAR una Cadena de Suministro que nos permitirá:

  • Reducir los stocks en dos dígitos porcentuales. Sólo pondremos los días de stock del lead time total del proceso. No más.
  • Conseguir un nivel de servicio a los clientes que responda a nuestra ventaja competitiva. Mantendremos siempre en el stock, sólo aquello que se demanda en cada zona.
  • Vender más, al reducir la venta perdida por falta de stock en el momento, cantidad y lugar solicitados.

En resumen, cerraremos el agujero de liquidez para siempre, por:

  • Menor coste del stock. Menos stock
  • Reducción del coste en los procesos. Menos despilfarro
  • Aumento del margen neto de contribución de las ventas. Más ventas

Reproducir vídeo

Vídeo resumen del Artículo

DC ASOCIADOS edita periódicamente contenidos relacionados con las Operaciones, la Cadena de Suministro-Supply Chain, Ventas y en general sobre cómo mejorar la Rentabilidad de tu empresa o negocio.

No dudes en suscribirte a nuestro BLOG y recibirás cada nuevo artículo directamente.

06-02_imagen para linkedin fondo blanco
Domingo Cabeza. Director de DC ASOCIADOS
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Identificación